Persianas

Las persianas de aluminio proporcionan un inmejorable aislamiento acústico y térmico. Esto se consigue gracias a una lama de aluminio de 45 mm, térmica y curvada, que se rellena de espuma aislante de poliuretano rígido.

Una buena elección del sistema y modelo de persiana térmica reduce de forma siginificativa el nivel de ruido, así como la entrada de frío y de calor. En este último caso el ahorro energético que se puede alcanzar es de un 30%.

Para facilitar el accionamiento de la persiana, puede instalar un motor de persiana, de modo que pueda subirla o bajarla pulsando un botón de un mando o interruptor.